Lesiones en las rodillas: cómo tratarlas

Las lesiones en las rodillas son más frecuentes de lo que pensamos. Cualquier persona puede sufrir una lesión en ellas, ya que no hay ninguna edad límite ni ninguna actividad deportiva concreta, para sufrir este tipo de lesiones, que intervienen en cualquier actividad de la vida diaria.

La rodilla es una articulación que está compuesta de hueso, cartílago, ligamentos y líquidos, con músculos y tendones que ayudan a que la rodilla pueda moverse. Cuando se altera el equilibrio de esta estructura, sea porque alguno se sus componentes se enferma o se daña, empiezan los problemas.

Un problema o lesión en las rodillas pueden provocar dificultad para caminar, a la vez que suelen estar acompañadas de dolor. Una lesión en las rodillas puede tener un gran impacto en la vida, ya que puede haber dificultad incluso hasta para levantarse de una silla o caminar, de manera independiente a la edad o al tipo de actividad deportiva que se practique.

TIPOS DE LESIONES EN LAS RODILLAS

Una de las causas más comunes que afectan a los huesos de las rodillas es la artritis. En esta enfermedad, el cartílago de la rodilla se va desgastando poco a poco, provocando inflamación y dolor.

Cuando hay lesiones en los ligamentos o en los tendones, éstos también causan problemas en las rodillas, estas lesiones se suelen producir por un movimiento repentino de torsión de la rodilla, que lesiona el ligamento cruzado anterior. En general, las lesiones que involucran al ligamento cruzado anterior son causadas comúnmente por prácticas deportivas poco acertadas, o por accidentes en el campo de deporte.

osteopatia-3

Otras estructuras que también se pueden ver afectadas son los ligamentos restantes de la rodilla, la rótula o los meniscos.

¿CUALES SON LAS LESIONES MAS FRECUENTES EN LAS RODILLAS?

Hay ciertas lesiones de rodilla que se consideran las más frecuentes:

  • Esguince de rodilla, los esguinces de rodillas suceden cuando uno o varios ligamentos se estiran más de lo que deberían, lo cual podría ocasionar la rotura del ligamento. Pueden ocurrir a causa de una torcedura o un tirón.
  • Desgarros, ocurren cuando un tendón o un músculo se estiran demasiado.
  • Lesión de menisco. En este caso, el fibrocartílago ha resultado dañado. Este fibrocartílago o menisco, es un disco de una forma parecida a una medialuna que hace las veces de amortiguador de la rodilla.
  • Uso excesivo de la rodilla, que se presenta de forma muy común entre los corredores.
  • Lesiones en los ligamentos de la rodilla. En general, las lesiones de los ligamentos lateral externo y lateral interno de la rodilla pueden clasificarse como de primer grado, que sería un esguince sin desgarro del ligamento, de segundo grado, que vendría a ser un desgarro parcial del ligamento y de tercer grado, considerada así cuando el ligamento se ha desgarrado de forma total.

pata-ganso-3

Cómo prevenir las lesiones en las rodillas

Cuando las lesiones en las rodillas son causadas por accidentes, será imposible prevenirlos. Pero, hay muchas acciones que se pueden realizar para prevenir los problemas en las rodillas, tanto en forma de consejos por parte de especialistas en fisioterapia deportiva, como sucede al pedir cita online con Fisioalmat, donde te ayudamos a solucionar tus dudas y consultas, como por la aplicación de sus técnicas concretas que solventarán parte de los síntomas de dichas lesiones, y tratarán con detalle la lesión concreta de la rodilla.

  • Si vas a practicar algún deporte, debes realizar ejercicios de calentamiento. Puedes caminar y estirarte. Para calentar las rodillas, puedes estirar los músculos de la parte anterior y posterior del muslo.
  • Fortalecer los músculos de las piernas puede prevenir las lesiones de rodilla. Para esto se pueden hacer ejercicios como caminar, usar bicicleta estática, levantar pesas o subir escaleras.
  • Si estás practicando algún ejercicio, una buena idea es evitar los cambios demasiado rápidos en la intensidad del ejercicio. Lo ideal es aumentar poco a poco la fuerza y la duración de la actividad.
  • Los zapatos que se usen deben estar en buenas condiciones, deben calzar bien y resultar cómodos.
  • El exceso de peso aumenta la carga o presión sobre las rodillas, así que lo ideal es mantenerse en un peso saludable.

Fisioterapeutas Madrid