Lesiones de espalda: tipos y tratamientos

La espalda, zona del cuerpo que va desde el cuello hasta la pelvis, está compuesta por huesos, músculos y otros tejidos. Por su gran extensión, suelen producirse de manera frecuente lesiones de diferente complejidad. En muchos casos, estas lesiones suelen ocurrir en la parte baja de la espalda.

Las lesiones de espalda más comunes son las ocasionadas por el deporte, por los trabajos en casa o en el jardín. Otras causas involucran sacudidas repentinas, como las que podrían originarse en un accidente de coche.

En general, las lesiones de espalda más frecuentes o comunes son las torceduras, distensiones y esguinces, hernias de disco y vértebras fracturadas. Las lesiones de espalda pueden causar dolor y en algunos casos, limitar los movimientos. De acuerdo a la magnitud de la lesión, los profesionales de la salud pueden indicar reposo, frío en la zona, medicamentos y cirugía. En cualquier caso, lo recomendable es consultar siempre a un profesional de la salud en el área como pueden ser fisioterapeutas de confianza.

TIPOS DE LESIONES DE ESPALDA

Una gran parte de las personas tendrán un problema de espalda en algún momento de su vida. Pueden aparecer síntomas por el uso excesivo de la musculatura, por alguna lesión o simplemente por el desgaste diario. Los problemas pueden aparecer desde el cuello hasta el coxis.

  • Las más frecuentes. La causa más común del dolor de espalda son las lesiones. Estas suelen ocurrir cuando se utilizan músculos de la espalda en algunas actividades que no se realizan frecuentemente. Por ejemplo el levantamiento de objetos pesados o trabajar agachados en sitios como el jardín.
  • Lesiones menores. Un tropiezo puede ocasionar una lesión de espalda. También pueden ocurrir por girar la columna vertebral en exceso o como una caída desde una distancia corta.
  • Lesiones accidentales. Accidentes automovilísticos también pueden generar lesiones de espalda. Una caída de gran altura o un golpe directo en la espalda o en la parte superior de la cabeza o incluso una herida o lesión penetrante puede causar una lesión de espalda.
  • Factores de riesgo. Hay personas que tienen más riesgo que otras de sufrir dolor de espalda y algo a tener en cuenta es que los antecedentes familiares suponen un factor de riesgo. Pero también el envejecimiento, permanecer mucho tiempo sentado o sufrir una enfermedad degenerativa son factores de riesgo.

OTROS TIPOS DE LESIONES DE ESPALDA

  • La lumbalgia. Este término es usado para referirse al dolor en la parte baja de la espalda. La mayoría de los problemas de la espalda aparecen entre los 20 y los 50 años. Pero el dolor en la espalda, para menores de 20 años y para mayores de 50 puede tener causas más graves. Por esto es necesario consultar siempre al médico o al fisioterapeuta.
  • Lesiones repentinas o agudas. Generalmente, el dolor de una lesión aguda no dura más de seis semanas. Estas lesiones pueden ser en los ligamentos o en los músculos de la espalda, fracturas o dislocaciones en la columna, discos desgarrados, lesiones que causan compresión de los nervios en la parte baja de la espalda y lesiones por uso excesivo.

Es posible que los síntomas de dolor aparezcan después de la lesión y por eso no recuerde a qué se deben los síntomas. Es posible incluso que las lesiones ocurran por movimientos inadecuados o hasta por malas posturas al dormir.

Entre los síntomas por una lesión de espalda pueden estar el dolor, los espasmos musculares y rigidez al caminar o moverse. En muchas ocasiones, el dolor desaparece al cabo de unas tres o cuatro semanas sin tratamiento.

En cualquier caso, habrá siempre que consultar al profesional de la salud, quien será el que está capacitado para diagnosticar la lesión y para recomendar el tratamiento a seguir para lograr su cura.

lesiones-espalda-3

COMO EVITAR LAS LESIONES DE ESPALDA

Un aspecto muy importante a tomar en cuenta en la salud es la prevención de la misma. Hay muchas acciones que pueden realizarse para prevenir lesiones y mantener una buena salud, entre ellas y sumamente importante, realizar ejercicio acorde a la edad y forma física.

En particular, algunas lesiones de espalda pueden evitarse simplemente manteniendo un peso adecuado a la talla y evitando los kilos de exceso.

También vale la pena seguir las recomendaciones de los profesionales a la hora de levantar objetos pesados. Es importante usar las piernas como apoyo al levantar peso. Otra recomendación a seguir puede ser usar un soporte en la parte baja de la espalda al momento de sentarse.

Fisioterapeutas Madrid

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort