Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Trucos deportivos en verano: sobre todo buena hidratación

Realizar ejercicio en verano conservando nuestro cuerpo en buen estado requiere algunos cuidados.  

En Fisioalmat te contamos todos los secretos para continuar con tu rutina deportiva durante los meses de mayor calor. 

DEPORTE EN VERANO: LA IMPORTANCIA DE UNA ADECUADA HIDRATACION ADECUADA

Mantener nuestro cuerpo hidratado es un aspecto fundamental para nuestra salud. En especial, durante los meses calurosos del verano. 

El calor hace que perdamos más líquido corporal que en invierno, por lo tanto, nuestro organismo necesita un aporte adicional de agua y de alimentos hidratantes. 

¿Qué sucede si no hidratamos bien nuestro cuerpo? Si subestimamos la importancia que tiene el agua en nuestro cuerpo, inclusive podemos sufrir una deshidratación. 

Si llegamos a este límite, no solo se producen daños en el funcionamiento de nuestros órganos, sino que acelera el envejecimiento de la piel. 

Nuestro rendimiento y vitalidad disminuye, perjudicando en todo sentido nuestra actividad deportiva.

RECOMENDACIONES PARA MANTENER UNA CORRECTA HIDRATACION EN VERANO

Para conservar tu cuerpo perfectamente hidratado durante el verano, te sugerimos que sigas los siguientes consejos.

  • No llegar al límite de estar sediento 

Es importante beber agua en pequeñas cantidades durante toda la jornada, aun cuando no tengamos sed. Esta es la clave para que el cuerpo reciba líquido durante todo el día. 

Cuando comenzamos a sentir sed, es señal de que algo comienza a funcionar mal. 

Hay que tener en cuenta que a través del agua se transportan los nutrientes, expulsamos toxinas y se producen las reacciones químicas vitales. 

Caso contrario, su falta disminuye la capacidad física e intelectual. 

Si eres deportista o realizas actividad física, recuerda que tu rendimiento siempre será mejor si mantienes tu cuerpo bien hidratado. 

  • Suma un litro diario de agua

En términos generales, los profesionales de salud sugieren que las mujeres beban 2 litros diarios y 3 litros en el caso de los hombres. 

Por supuesto, esto varía en función del género, la edad y el tipo de actividad física que realiza la persona. 

Durante el verano, las necesidades hídricas pueden multiplicarse, en especial si se realiza una actividad física importante.  

De todas maneras, incrementar el consumo de agua un litro más será suficiente en verano. 

Para completar esta cantidad de agua durante el día, ten siempre a mano una botella, ya sea que estés en el trabajo o en la calle. 

Bebe unos cuantos vasos de agua antes de empezar tu rutina de ejercicios. A su vez, realiza tres o cuatro pausas para hidratarte un poco más mientras realizas tu actividad física.

Evita el consumo de alcohol, cafeína y bebidas con gas en forma regular. Estas bebidas deshidratan mucho nuestro organismo y acentúan la sed. 

  • Llena de bebidas la nevera

Si bien el agua es la bebida que mejor hidrata nuestro cuerpo, también podemos hacerlo a través de refrescos, zumo o leche. 

A mayor variedad de bebidas y alimentos, más fácilmente cubrimos las necesidades hídricas. 

Agrega en tu nevera distintas bebidas para que el agua no sea la única alternativa y puedas darte el gusto de beber un líquido que tenga otro sabor. 

  • Escoge comida que hidrate tu cuerpo

Además de la bebida, es importante tener una buena alimentación para hidratarnos en verano.

Si escoges alimentos adecuados que aporten mucho líquido a tu cuerpo, no solo estarás ayudando a conservar una buena hidratación en verano, sino durante el resto del año. 

Las frutas y las verduras crudas contienen una gran cantidad de agua. Inclúyelas en tu dieta diaria. 

Por ejemplo, las fresas y las frutas similares están compuestas por un 90% de agua. 

La zanahoria, el tomate, la acelga, el apio y el pepino también rondan en esos porcentajes.

Si no eres muy amante de estos alimentos o no tienes el hábito de consumirlos, una buena solución es preparar zumos o licuados combinados. 

Por ejemplo, un licuado de pepino, una ensalada de brotes crudos y un postre con fresas y zumo, será una comida perfecta para el verano. 

Otra fruta que aporta gran cantidad de agua es la sandía. Puedes consumirla tanto en rodajas como licuada. 

Si aun no te has sumado a la tendencia de consumo de semillas de chía, este verano es el momento. 

Se trata de un gran alimento que mayor hidratación aporta, ya que absorbe diez veces su peso en agua. 

El truco es colocar las semillas en remojo en zumos, yogurt o cualquier otro liquido unas horas antes de beberlas. 

Además de otorgar sensación de saciedad, colaboran con una mayor hidratación.

Como puedes observar, beber es la manera más evidente de mantener el cuerpo hidratado, pero no la única. 

Si sigues estos consejos podrás disfrutar tu ejercicio físico con excelentes resultados y tu cuerpo permanecerá en perfecto estado durante el verano.

Ultimas Novedades

Posts Relacionados

Atleta Karim El Hayani

¡Cómo nos alegramos del éxito de las personas que conocemos! 🙌🏼 Cuando empezamos a tratar a Karim El Hayani solo tenía 14 años, pero una experiencia de vida