Tendinopatías más comunes y cómo interfieren en el día a día

Los tendones son fibras conjuntivas que unen los músculos con los huesos, por ejemplo aquellas presentes en las articulaciones como los tobillos, las rodillas, los codos, las muñecas o los talones, entre otras.

En algunos casos surgen lesiones en estas zonas y generalmente se presentan por desgarros en los tendones que ocurren como consecuencia del uso excesivo de las articulaciones.

A este tipo de lesiones se las han llamado también tendinopatías. Las tendinopatías son dolores localizados principalmente en los tendones.

Las más comunes se desarrollan en una zona del cuerpo llamada tendón de Aquiles o tendón rotuliano encontrado en las extremidades inferiores. Sin embargo, también son comunes en articulaciones como hombros o codos.

TIPOS DE TENDINOPATIAS

Las tendinopatías suelen dividirse según la lesión que tenga el tendón. Las más comunes son la tendinitis, que se refiere a la inflamación del tendón propiamente y la tendinosis, que tiene que ver con el desgarre del tejido en el tendón.

Otro de los cuadros clínicos de este tipo de patologías se refieren a la inflamación en la envoltura que recubre al tendón, esta puede presentarse de forma aislada al tendón mismo y recibe por nombre paratendinitis que se caracteriza por una estallido de la estructura.

tendinopatia-1

Actualmente cualquier lesión cuyos síntomas sean dolor crónico presentado en los tendones o sensibilidad en la zona, se le designa con el término tendinopatía.

CAUSAS MAS COMUNES DE LA TENDINOPATIA

La mayoría de las lesiones en los tendones son producto de un desgaste a lo largo del tiempo por uso excesivo, aunque también se pueden presentar por el envejecimiento natural del organismo.

De manera más común, este tipo de lesiones se presentan en los deportistas, no obstante hay muchos estudios que han mostrado que individuos físicamente inactivos, es decir, que no son practicantes de deportes de forma frecuente, también pueden sufrir este tipo de lesiones.

Diversas investigaciones han demostrado que este tipo de trastornos como las tendinitis o las tendinosis y cualquiera de sus derivaciones, se relaciona de forma principal con la historia patológica del afectado y el ejercicio físico en exceso.

Otra de las múltiples condiciones que permite el surgimiento de las tendinopatías tiene que ver con el uso de alguna herramienta o aparato que permita que la articulación donde se encuentra el tendón trabaje de manera excesiva.

¿COMO INTERFIERE LA TENDINOPATIA EN LA VIDA DIARIA?

Generalmente, las personas que sufren de algún tipo de tendinopatía en el día a día pueden padecer un dolor agudo y rigidez en la zona donde se encuentra la patología.

Entre los síntomas más comunes se encuentra la presencia de un dolor que gradualmente puede ir aumentando en el tendón, la sensación de rigor o inflexibilidad durante la noche o durante momentos donde la zona afectada dura mucho tiempo sin algún movimiento.

Igualmente, es común sentir un crujido o sonido en el momento de mover o usar el tendón.

Si los síntomas están presentes, es recomendable realizar un examen físico con tu fisioterapeuta de confianza, ya que indagaremos y preguntaremos sobre los antecedentes de salud y los síntomas que presente.

De esta forma se podrá determinar si son causadas por la utilización del algún aparato deportivo, por el exceso de una actividad física, por el desgaste normal del envejecimiento o por sobreuso de la articulación.

ligamentos-tendones

Habitualmente, a las personas que padecen este tipo de patologías se les recomiendan realizar una ecografía o resonancia dependiendo de la gravedad de la lesión.

Para evitar este tipo de lesiones se recomienda que al sentir dolor ante la actividad física se disminuya la actividad, se precaliente la zona y se tomen las medidas para no utilizar en exceso la articulación.

¿Cómo tratar las lesiones en el tendón?

En la mayoría de los casos este tipo de lesiones se tratan tomando medidas inmediatas para tratar los síntomas, como por ejemplo reposo o descanso de la zona afectada durante una o dos semanas, aplicación de hielo en la articulación y se recetan analgésicos durante 72 horas para disminuir la sensación de dolor o rigidez de la zona.

Si estás padeciendo alguno de los síntomas a consecuencia de una tendinopatía, es recomendable tomar medidas inmediatas y acudir al fisioterapeuta para iniciar el tratamiento adecuado a su sintomatología. Pregúntanos aquí.

Fisioterapeutas Madrid