¿Que es la recuperación funcional?

La recuperación funcional son todas aquellas acciones y ejercicios que recuperan de forma efectiva el tejido de la persona lesionada, tanto a nivel físico, como fisiológico y funcional.

Su objetivo primordial es que el paciente pueda realizar otra vez, todas las actividades previas a la lesión, ya sean, algún tipo de deporte en concreto o cualquier actividad de la vida cotidiana.

Dicho lo anterior, se puede decir que la recuperación funcional es todo un plan de asistencia, que organiza los medios físicos y humanos alrededor de la persona lesionada y así alcanzar nuevamente la función correcta de la parte del cuerpo afectada.

Se suele hacer uso de ésta, tras intervenciones quirúrgicas, fracturas, roturas musculares o plastias de tendón o ligamento, entre otros, pero lo contamos con más detalle a continuación, y de manos de nuestro equipo de expertos en fisioterapia deportiva.

Etapas de la recuperacion funcional

Como te explicamos anteriormente, la recuperación funcional es un plan de asistencia en pro de alcanzar el objetivo óptimo de recuperación. Por tal motivo, es un método que debe funcionar como una máquina perfectamente aceitada para que tenga éxito. Por eso, se compone de dos fases:

  • Tratamiento con el fisioterapeuta: Con el fin de controlar la inflamación y reparación primaria de los tejidos.
  • Tratamiento con preparador físico: Posterior al tratamiento realizado con el fisioterapeuta. Se efectúan ejercicios funcionales que le devuelven la elasticidad, fuerza y capacidad de reacción al tejido lesionado.

recuperacion-funcional-3

Caracteristicas de la recuperacion funcional

Para que la recuperación funcional se dé como todo un plan que funcione perfectamente, debes tener en cuenta que no se recupera una lesión de la noche a la mañana. Por tal motivo, este plan requiere de tiempo y esfuerzo de ambas partes, tanto fisioterapeuta/preparador y paciente.

Se puede decir, que existen ciertas características o te sugerimos llamarlas palabras clave, para que siempre sean aplicadas en cada plan de recuperación funcional. No olvidarlas nunca y hacer uso de ellas, te dará la noción de que vas avanzando por el camino indicado para alcanzar los objetivos de recuperación trazados desde la primera fase (tratamiento con fisioterapeuta).

  • Debe ser progresiva, ir avanzando poco a poco de acuerdo con el progreso de recuperación de la parte afectada.
  • A su vez, un plan de recuperación debe ser individualizado. Hay un tratamiento diferente para cada tipo de lesión y de persona, es decir, que no se aplica el mismo plan a varias personas, así exista el mismo tipo de lesión.
  • Debe existir una buena comunicación entre fisioterapeuta, preparador físico y paciente, para que ambos busquen los mismos objetivos con el mismo método. Esto implicará que existan menos tropiezos a la hora de alcanzarlos, lo que reduce considerablemente el tiempo de recuperación y aumenta la efectividad de este.
  • La empatía y la confianza entre todas las partes involucradas dará como resultado una mayor fluidez en la recuperación.

recuperacion-funcional-1

Tecnicas de la recuperacion funcional

Cuando se determina el nivel de la lesión, se debe determinar la técnica de recuperación. Estas son algunas de las más usadas:

  • Crioterapia

Se aplica frío en la parte afectada. Su objetivo es evitar la inflamación de los tejidos lesionados, además, también actúa como sedante, disminuyendo el dolor. Se debe aplicar en lapsos no mayores de 20 minutos, para evitar quemaduras en la piel.

  • Electroterapia

Consiste en la aplicación de estímulos físicos que son generados por una corriente eléctrica, lo que provoca un efecto terapéutico. Se aplican con dispositivos como los electro estimuladores musculares que vienen a su vez con dos funciones:

El programa TENS, que es un programa de baja frecuencia que disminuye el dolor de la zona en cuestión. Y otros programas, que evitan la atrofia muscular y ayudan a ganar fuerza.

  • Termoterapia

Consiste en la aplicación de calor en la parte afectada, puede ser una aplicación superficial o profunda dependiendo del tipo de lesión.

  • Cinesiterapia: dividida en dos partes:
  • Cinesiterapia pasiva: El paciente no realiza movimientos voluntarios, solo se estimulan los tejidos afectados. Cuando se aplica continuamente, ayuda a prevenir atrofias musculares aumenta, el riego sanguíneo y agiliza el proceso de recuperación.
  • Cinesiterapia activa: Existe actividad voluntaria del paciente y se divide en varias partes:
  1. Activa asistida: Se realiza movimiento ayudado por poleas o gomas elásticas.
  2. Activa libre: se realiza movimiento sin ninguna ayuda.
  3. Activa resistida: Aquí se debe vencer una resistencia externa, que en este caso puede ser aplicada por el fisioterapeuta, gomas elásticas o pesos.

En definitiva, contar con Fisioalmat será todo un acierto a la hora de contar con un tratamiento de recuperación funcional.

Fisioterapeutas Madrid