El papel de la hidratación en el deporte

El calor y el deporte conllevan una serie de condiciones que se deben tener en cuenta, para que el rendimiento corporal sea el máximo, y no se lleve al organismo a situaciones extremas de calor o fatiga.

En primer lugar se debe contar con una buena hidratación del cuerpo en general, donde los participantes sean líquidos de cualquier tipo, además del agua, que ayuden en cierta manera a reponer con mayor rapidez el nivel de hidratación del cuerpo, de forma que se pueda reanudar la actividad física en poco tiempo y de la forma más segura posible.

La fisioterapia deportiva consta de una serie de premisas que deben cumplirse para poder asumir todos los beneficios que reporta, y en ese sentido, también se deben seguir unas pautas o consejos para que la hidratación sea acorde a la necesidad corporal tras un deporte intenso.

Desde Fisioalmat queremos mostrar a nuestros pacientes, que la mejor solución para realizar deporte sin cansarse, es tener una buena hidratación previa al momento del ejercicio físico, y por supuesto dar por hecho que el momento que se dedica a entrenar, abarca desde el momento en el que se comienza hasta el rato que se emplea en estirar e hidratarse de la forma más saludable para el cuerpo.

Para más información al respecto, pueden consultar nuestros datos de contacto en el siguiente enlace, donde estaremos encantados de solventar dudas que les surjan sobre la hidratación tras la actividad física, y por supuesto, donde les podremos dar cita para tratar cualquier dolencia a nivel fisioterapéutico que tengan.

CONSEJOS PARA UNA EXCELENTE HIDRATACION

Una vez que queda clara la necesidad de la hidratación una vez finalizada la actividad física, vamos a dar una serie de consejos básicos para optimizar en cualquier caso el objetivo que se quiere conseguir.

hidratacion-deporte-1

La hidratación debe realizarse en todos los momentos de la actividad física que se practique, es decir, antes, durante y después de la misma. Se suele recomendar el consumo de hasta medio litro de agua dos horas antes de comenzar a hacer deporte, otro medio litro después de ello, y de 150 a 200 mililitros cada 15 ó 20 minutos mientras dure el ejercicio físico.

Otro dato importante, es que cuando se tiene sensación de sed, es porque se están teniendo síntomas tardíos de deshidratación, es decir, el organismo ha estado aguantando sin agua durante un tiempo, de hecho la sed es indicativa de que ya se ha perdido entre un 1 y un 2% del agua corporal, de forma que el rendimiento disminuye por empezar a deshidratarse el organismo.

La asimilación más rápida de los líquidos se produce cuando la temperatura de lo que se ingiere se encuentra entre 10 y 15 grados, de forma que cuando dicha temperatura es inferior, el cuerpo tarda más en asimilarla, ya que debe regularla para reducir el contraste con la temperatura del cuerpo.

En actividades que se realizan de baja intensidad y con una duración inferior a una hora, se recomienda beber medio litro de agua antes, durante y después del ejercicio físico, ya que la sudoración será de baja intensidad, y con el agua será suficiente para recomponer los electrolitos y el nivel de hidratación normal del cuerpo.

En actividades deportivas de alta intensidad y de larga duración, en las que se suda mucho, aparte del agua también se recomienda beber bebidas isotónicas, que de una forma natural reponen sales minerales y glucosa, y contribuyen de forma positiva a mejorar el rendimiento físico.

hidratacion-deporte-3

Durante el ejercicio que se realice, también se recomienda beber pequeños sorbos de líquidos, para mantener en todo momento el cuerpo hidratado, sin necesidad de que dicha hidratación se realice de forma brusca.

Por otro lado, se debe evitar bajo cualquier concepto, la hidratación en momentos de alta frecuencia cardiaca, ya que estaríamos evitando de oxígeno al organismo por partida doble. Se debe beber cuando el ritmo cardiaco haya descendido y de esa forma se favorece la asimilación de los líquidos, y la cantidad a beber debe ser moderada, para evitar que el estómago se resienta.

El tipo de líquidos que se deben beber antes de la actividad física no deben tener cafeína, ya que al tener un efecto diurético pronunciado, puede hacer que el estado de hidratación disminuya y se den síntomas de deshidratación.

En cualquier caso, y como conocedores desde Fisioalmat de cómo reacciona el cuerpo frente al deporte en situaciones de intensa actividad física, hemos propuesto esta guía de consejos para evitar la deshidratación, que los lectores podrán ampliar pinchando en el siguiente enlace.

Fisioterapeutas Madrid