Cómo mejorar la resistencia física

Durante la última década las carreras de resistencia han ganado popularidad, con más personas que ahora se inscriben para participar en estos eventos. Además de eso, el número de personas que participan en maratones cada año también está aumentando de forma considerable.

Si buscas cómo mejorar la resistencia física para ofrecerte mejor salud, mayor agilidad y vitalidad en tu deporte favorito, aquí te damos algunos datos claves para que comiences cuanto antes.

Desde Fisioalmat queremos que tanto pacientes que ya nos conocen, como aquellos que se interesan en tener una salud de primera, realizando deporte y cuidando el aspecto más corporal de sí mismos con fisioterapia deportiva, tengan constancia de lo que supone mejorar su resistencia física, y por eso les ofrecemos nuestros datos de contacto aquí.

¿QUE ES LA RESISTENCIA FISICA?

La resistencia física es una cualidad que todas las personas poseen y que les permite soportar los esfuerzos realizados por actividades diarias o de entrenamiento, por un periodo prolongado de tiempo. La resistencia física es muy importante para quienes desean apuntarse a una maratón, ciclismo, senderismo, escaladas, etc.

mejorar-resistencia-fisica-1

METODOS PARA MEJORAR LA RESISTENCIA FISICA

En realidad, mejorar tu resistencia es beneficiosa por diversas razones. Al mejorar tu resistencia, puedes potencialmente mejorar tu vida entera, por lo que sin duda vale la pena saber lo que estás haciendo, y cómo lo puedes hacer para aumentar al máximo el rendimiento del momento.

1. Haz más actividad cardiovascular o cardio.

La mayoría de las personas que realizan regularmente algún entrenamiento fitness, tendrán días dedicados exclusivamente al levantamiento de pesas y días dedicados exclusivamente al cardio, y es muy raro que se combinen ambos.

Debido a esto, la mayoría de las personas realizan de 2 a 3 sesiones de cardio por semana, y de 4 a 5 sesiones de levantamiento de pesas semanales. Además, el levantamiento de pesas, suele ayudar a mejorar tu fuerza, no tu resistencia física. Para ello, sería preciso hacer un poco más de cardio por semana y menos sesiones de levantamiento de pesas.

mejorar-resistencia-fisica-4

2. Toma menos descansos entre las sesiones de entrenamiento

Cuando se trata de la relajación entre los conjuntos de trabajo, la mayoría de la gente descansa 90 segundos, hasta 5 minutos en algunos casos. Sin embargo, los estudios han encontrado que, cuando se trata de aumentar tu resistencia, la forma ideal es reducir el descanso que tomas entre las sesiones de entrenamiento.

Lo ideal sería descansar durante 30 a 60 segundos máximo entre las sesiones, lo que significará sacrificarte y usar un peso mucho más ligero. No te preocupes, porque cuando termines con ese ejercicio, tus músculos estarán en pleno rendimiento y deberías estar luchando para recuperar el aliento.

3. Aumenta la intensidad

Otra forma segura para mejorar la resistencia física es aumentar los niveles de intensidad de tus entrenamientos. No importa si estás practicando deportes, corriendo, haciendo ciclismo o remando, cuando estás realmente entrenando debes tener la intensidad en el máximo permitido por tu cuerpo.

Sin embargo, el objetivo de aumentar la intensidad no es quedarte sin aliento. Lo que debes buscar es salir de tu zona de confort, alcanzando un ritmo más intenso que puedas mantener durante todo tu entrenamiento.

Otra posibilidad es entrenar por ciclos: si estás trotando, por ejemplo, puedes tener un período muy intenso de 2 minutos, que debe dejarte sin aliento pero no agotado, y luego un periodo relajado de 2 minutos. Alterna el período intenso y de descanso hasta un máximo de 8 veces.

mejorar-resistencia-fisica-2

4. Practica la resistencia

Dicen que la práctica hace la perfección y si estás buscando construir y aumentar tu resistencia vas a tener que asegurarte que consigas mucha práctica, además de entrenar tu resistencia regularmente, alternando el entrenamiento con el descanso que tu cuerpo necesite.

Recuerda siempre mantener la respiración adecuada y vigilar constantemente tus pulsaciones para evitar recaídas, y por supuesto para evitar el sobreagotamiento físico. Usa ropa que te permita ejercitarte de manera liviana y para que tu transpiración pueda pasar libremente sin ocasionarte molestias que te distraigan.

MEJORA TU RENDIMIENTO DE LA MANO DE LA FISIOTERAPIA DEPORTIVA PROFESIONAL

Nunca decidas ir por tu propia cuenta cuando se trata de mejorar tu resistencia física, recuerda que si eres principiante puede que ocurra algún inconveniente en el proceso y te lesiones.

Las rutinas de entrenamiento extenuantes suelen dejar lesiones que en ocasiones son graves. Por esta razón, busca un plan de entrenamiento avalado por un profesional y mantente en contacto con tu fisioterapeuta deportivo para que pueda hacer los estudios convenientes, y así mejorar tu resistencia física sin ocasionarte ningún daño en el camino.

Recuerda que considerar tus antecedentes familiares, alguna patología autoinmune como enfermedades hormonales o diabetes, por ejemplo, entre otros detalles, pueden salvarte de graves lesiones no solo a tus músculos y huesos, sino también a tu corazón.

Tener en cuenta todo este tipo de detalles es lo que marca la diferencia entre un entrenamiento básico bien hecho, y un entrenamiento completo que te ayude a mejorar la resistencia física desde el mejor lado posible, con la visión experta de un profesional del deporte y de la fisioterapia deportiva como en Fisioalmat, y que puedes contactar pinchando aquí.

Fisioterapeutas Madrid