Los resultados que se obtienen con el tratamiento de punción seca

En aquellos casos en los que se diagnostican puntos gatillo, es decir, los puntos hiper-irritables en zonas musculares que se vuelven dolorosos, es recomendable realizar el tratamiento de punción seca debido a los resultados beneficiosos que se obtienen.

Esta afección es común tanto en deportistas como en personas sedentarias, por lo que es probable que a cualquiera pueda ocurrirle. Lo importante es saber cómo reaccionar y a quién acudir para tratarla adecuadamente.

La definición del tratamiento de punción seca se debe a que, ni antes ni después de introducir la aguja en la piel, se inyecta algún medicamento o sustancia, pues la solución que aporta consiste precisamente en la forma de realizar el “pinchazo” y no en los medicamentos que se empleen.

Cada vez es más utilizada entre los fisioterapeutas con el fin de controlar el dolor que producen los puntos gatillo, y en nuestros centros de fisioterapia deportiva Fisioalmat, empleamos esta técnica de manera habitual.

TRATAMIENTO DE PUNCION SECA: CUANDO REALIZARLO

La técnica invasiva de la punción seca está relacionada con dos términos: el síndrome de dolor miofascial y los puntos gatillo, previamente mencionado.

El primero, es el concepto con el que se engloba todos aquellos síntomas que asoman el padecimiento de los puntos gatillo. El segundo, “los nódulos” que causan malestar en los músculos a raíz de diversas causas. Es entonces cuando este método, el de la punción seca, es una de las alternativas más eficaces para combatirlo.

puncion-seca-3

Cabe destacar que el diagnóstico de este malestar debe ser realizado por un fisioterapeuta. En sus manos estará aplicar el tratamiento que consiste en pinchar con una aguja en la zona exacta donde se encuentra ubicado el punto gatillo.

EN QUE CONSISTE LA TECNICA DE PUNCION SECA

La dirección y la profundidad, así como el ángulo y la forma de la aguja son factores que variarán según el diagnóstico y ubicación de los nódulos. El procedimiento de la punción seca para tratar los puntos gatillo consiste en introducir una aguja, de tamaño también variable, con el fin de obtener una respuesta de espasmo, para así confirmar que realmente existe la dolencia.

Una vez llegado al punto, el fisioterapeuta moverá la aguja alrededor, hasta alcanzar nuevas reacciones. La superficialidad o profundidad de la técnica dependerá de cómo el paciente vaya reaccionando al tratamiento. Lo más probable es que experimente leves contracciones y calambres en la zona.

La punción seca puede ser aplicada en cualquier músculo del cuerpo que sea de fácil acceso, incluyendo la cabeza, la pelvis, el abdomen. En casos más “complicados” se hace uso de ecografías para determinar con seguridad dónde está localizada la dolencia.

Cuando se finaliza el tratamiento, es común que el fisioterapeuta indique una serie de estiramientos y contracciones musculares para completarlo.

Si alguno se pregunta si esta técnica implica dolor, es fundamental aclarar que, a propósito de la inserción de una aguja a través de la piel, sí existe dolor. Sin embargo, la mayoría de los pacientes puede tolerarlo, pues es una molestia que desaparece rápido.

puncion-seca-1

Tanto durante el procedimiento como dos días después se experimenta cierta dolencia, pero al mismo tiempo se siente una mejora de la afección originada por los puntos gatillo.

El músculo dañado, desde entonces, empezará a regenerarse y relajarse hasta que desaparezcan los dolores en las zonas locales y próximas a la zona afectada.

BENEFICIOS DE LA PUNCION SECA

Los resultados que se obtienen con el tratamiento de punción seca, en su mayoría son beneficiosos para el paciente.

Cuando el fisioterapeuta logra identificar sin problemas los puntos gatillo, es probable que en una sola sesión se noten mejoras notables, considerando también la capacidad de la persona de tolerar el pinchazo. De lo contrario, tendrían que más sesiones para continuar con la terapia.

No es un tratamiento definitivo del síndrome de dolor miofascial, aunque luego se debe determinar y controlar cuáles son las causas de que se active.

Es habitual que luego se empleen técnicas complementarias como estiramientos, contracciones voluntarias, y liberación por presión, con el fin de disminuir la tensión muscular.

En Fisioalmat confiamos en este tratamiento para ese tipo de dolencias concretas y específicas de dolor localizado en grupos musculares.

Fisioterapeutas Madrid