Recomendaciones para mantener la forma durante el período de lesiones

Una vez que se llega a cierto nivel muscular por un entrenamiento reiterado, que puede ser el primer paso para desarrollar un deporte de competición, o porque el deporte es algo que forma parte de la vida diaria de ese paciente, y se produce una lesión, hay que tener en cuenta varios aspectos importantes, tanto a nivel físico como psicológico, para que el paciente no decaiga en esa situación de inactividad por lesión.

Con esto queremos decir, que existen formas de mantener el tono muscular y la forma física, a pesar de haber tenido una lesión que les aparte del terreno de juego durante una temporada. De hecho es lo que suele ocurrir con los deportistas de élite, que son susceptibles de lesionarse en cualquier entrenamiento o competición, y de todos es sabido que cuando vuelven a competir, las condiciones físicas en las que llegan a retomar la rutina anterior a su lesión, son muy parecidas a las condiciones en las que dejaron de entrenar.

Esto sucede porque existen programas de entrenamiento que a pesar de estar lesionado, permiten mantener una masa muscular acorde al tipo de vida que se lleve, y que no eche por tierra todo lo conseguido hasta la fecha. En Fisioalmat contamos con nuestros expertos en recuperación deportiva, que encantados les atenderán si tienen este tipo de problema, en los datos de contacto que facilitamos en el siguiente enlace.

SER CONSCIENTES DE LA LESION QUE SE TIENE

Es muy importante que una vez que se empieza a sentir el primer síntoma de lesión, se deje de trabajar y se acuda al especialista para que diagnostique el problema que sea.

Muchas veces los pacientes siguen entrenando porque piensan que no es para tanto, y al final consiguen empeorar el estado de la lesión, y lo que puede resultar más frustrante para ellos, alargan sin darse cuenta el tiempo de inactividad en sus periodos de entrenamiento.

masa-muscular-lesion-1

Darse cuenta a tiempo de que una lesión no puede pasar desapercibida, ayuda en un porcentaje bastante elevado, a que la recuperación sea más eficaz, y que por supuesto, mantenga al deportista menos tiempo alejado de la zona de juego.

En cuanto al momento de volver a entrenar, también se ha de ser precavido, de hecho se recomienda que aunque la recuperación sea del 100%, aún se espere un tiempo prudencial más para recuperar la rutina deportiva, más o menos, una semana más, con el fin de consolidar aquello que ha estado en reposo durante el tiempo de inactividad.

Por otro lado, no conviene dejar de hacer aquello que ha permitido que se alcance ese estado muscular, es decir, seguir bebiendo abundante agua, descansar el tiempo necesario, ingerir los ácidos grasos esenciales y mantener la dieta en el sentido más deportivo posible, son factores que ayudarán a una pronta recuperación muscular sin necesidad de ejercitar la parte corporal lesionada.

Por último, contamos con la famosa memoria muscular, que significa que cuando un músculo ha estado sometido a cierta presión deportiva, y deja de funcionar al mismo ritmo, en el momento de recuperar los hábitos previos a la lesión, es mucho más fácil que ese músculo sepa donde se quedó, y que de esa manera la recuperación sea mucho más eficaz.

ALIMENTACION QUE AYUDA A MANTENERSE TRAS UNA LESION

En cuanto al balance energético que debe producirse en el organismo, está claro que debe pasar por un consumo menor de energía en forma de alimentos, y que éstos estén orientados en todo momento a alimentar a los músculos de manera directa, y que en todo momento, debe existir un equilibrio entre la actividad que se realiza y la energía que se consume.

Con esto nos referimos a que si la lesión se ha producido en el tren inferior, es probable que haya que utilizar muletas, que también llevan un determinado desgaste energético, y si la lesión ha tenido lugar en el tren superior, puede que el consumo energético se compense al poder caminar de forma habitual, por ejemplo.

masa-muscular-lesion-2

En resumidas cuentas, el consumo de proteínas debe ser una constante mientras dure la lesión, y estamos hablando de entre 2 gramos y 2,5 gramos diarios por kilogramo de peso, de forma que el nivel muscular se mantenga en esos términos mientras dure la lesión.

Por otro lado, no se ha demostrado que un consumo adicional de micronutrientes durante el tiempo de lesión resulte necesario para la recuperación total, aunque si es recomendable contar con creatina y ácidos grasos Omega 3 para potenciar una recuperación más estable, así como la vitamina C, el calcio y la vitamina D, que podrían ayudar en la formación de colágeno y en la cicatrización de fracturas y heridas.

Por último, la dieta en general de los deportistas lesionados debe consistir en alimentos integrales, que se encuentren poco procesados, para evitar añadidos en el metabolismo que degeneren en una pérdida de masa muscular sin fundamento necesario.

Sin más, desde Fisioalmat queremos que la recuperación de lesiones deportivas de nuestros pacientes, sean lo más leves posibles, por eso ponerse en contacto a través del siguiente enlace, será una muy buena opción para acelerar este proceso.

Fisioterapeutas Madrid