Contracturas musculares: cómo aliviarlas

Por lo general, las contracciones musculares surgen por una contracción involuntaria y continua del músculo durante un largo periodo de tiempo. Lo que causa que el músculo se mantenga en constante tensión y empiece a generar hinchazón y dureza en la zona afectada. Por esta razón, cuando se toca una contractura se siente como un bulto.

Aunque normalmente las contracturas musculares no representan un problema grave, si pueden llegar a ser bastante incómodas, ya que bloquean el movimiento y producen fuertes dolores. De igual manera, cabe mencionar que la aparición de una contractura muscular también puede llevar a las personas a adoptar una mala postura, lo cual puede aumentar de manera significativa el dolor.

Así que, si alguna vez has tenido que lidiar con una contractura muscular y te ha sido difícil aliviarla, a continuación, te damos a conocer algunas recomendaciones para que puedas superar esta complicación rápidamente, aparte de visitar a tu fisioterapeuta de confianza. Aquí te facilitamos nuestros datos de contacto de fisioterapia en Madrid.

CONSEJOS BASICOS EN CASO DE CONTRACTURA MUSCULAR

  • Evitar a toda costa forzar el área de la contractura

Antes de empezar a aliviar esta molestia, es muy importante que sepas tratarla con delicadeza, y que por ningún motivo intentes forzarla. Esto considerando que, si sigues trabajando la zona afectada, lo único que puedes lograr es que la lesión se agrave y te sea más difícil curarla. Nunca se debe guardar reposo ni inmovilizar, para dar tiempo a la zona afectada, y así sanarse. Por otro lado, es de vital importancia que verifiques si realmente tienes una contractura o si se trata de un desgarro, esto considerando que el proceso para aliviar esta dificultad es diferente. En este mismo sentido, una contractura muscular no tratada en las piernas, puede ocasionar una futura rotura de fibras.

contracturas-musculares-2

  • Consultar a tu fisioterapeuta de confianza y ponte en sus manos

Esto es importante, ya que esta es una persona especializada y te puede brindar el asesoramiento necesario para que alivies esta molestia lo más pronto posible. Así mismo, evita tratar tu solo la contractura, si no se conoce cómo hacerlo correctamente podría llegar a aumentar el dolor y empeorar tu situación. Los fisioterapeutas de Fisioalmat, saben perfectamente qué tipos de masaje son los apropiados en estos casos y no te causarán ninguna molestia. Por otra parte, recuerda que, aunque un masaje terapéutico no te ayude a eliminar completamente el dolor, si puede evitar que la lesión se agrave y que los músculos se recuperen mucho más rápido.

  • El calor puede ser bastante útil

Si tienes la posibilidad de conseguir algún tipo de almohadilla eléctrica u otro dispositivo que no le cause males al cuerpo y que pueda brindarte un poco de calor, sería lo ideal. Esto puede ayudar a relajar el músculo, y notarás como el dolor disminuye de manera significativa. Eso sí, no olvides seguir al pie de la letra las recomendaciones de tu médico, ya que esto te ayudará a aliviarte mucho más rápido.

  • Un baño de agua caliente

Esta también puede ser una solución muy efectiva para disminuir el dolor y la hinchazón. Aparte de esto, no te cuesta nada y es muy fácil de realizar. Otro tipo de baño que también te puede ser de gran ayuda para eliminar una contractura, son los baños contraste o baños de frío y calor. Estos también permiten que el músculo se relaje y vaya disminuyendo el dolor poco a poco.

PREVENCION DE CONTRACTURAS MUSCULARES: RECOMENDACIONES

Ya que conoces algunas de las causas de las contracturas, es el momento de que conozcas algunos trucos para prevenirlas. Siempre es bueno saber esto para evitar complicaciones y poder realizar las actividades diarias sin problema.

contracturas-musculares-1

Antes y después de realizar cualquier actividad física, es importante centrarse en un calentamiento para facilitar la flexibilidad de los músculos, y al mismo tiempo para que no sufras ningún tipo de dolor, y puedas seguir ejercitándote.

De igual manera, a medida que vayas haciendo ejercicio ve aumentando la intensidad de los mismos. Así tus músculos se fortalecerán y serás menos propenso a sufrir una contractura.

Así mismo, evita pasar largas horas en una mala postura. Acostúmbrate a realizar pausas activas cada cierto tiempo y estírate un poco para que tu cuerpo recupere la circulación y la movilidad.

Siguiendo estas recomendaciones será mucho más difícil que los músculos se resientan, y en esa misma medida, el nivel de salud general que tengas será mucho más alto. Cualquier duda o pregunta, en Fisioalmat te podemos ayudar, consúltanos.

Fisioterapeutas Madrid